Historia de la procura

Historia de la procura

Ya sabes donde puedes encontrar un buen procurador de los tribunales de Benidorm, pero ¿qué sabes de la historia de la procura? Hoy vamos a echar la vista atrás y hablar de esta profesión, que ya cuanta con siglos de historia.

Roma, el origen

La procura tiene su origen en Roma. Por aquellos tiempos existía la figura del “Procurator” aunque no tenía las mismas funciones que tiene hoy un procurador, era más asimilado a una persona en la que se depositaba la confianza, ya que se encargaba de velar por el patrimonio del dominus y por la gestión del mismo.

La Edad Media

En la Edad Media, la figura que tenía el Procurator en Roma fue evolucionando hacia la figura del Personero, que tenía las mismas funciones y representación legal que el Procurator.

En su caso, los Personeros eran nombrados ante un Escribano, que sería el equivalente actual al Notario y se le otorgaba el poder representación.

Sería Alfonso X el Sabio quien, con su código de las siete partidas, diera forma al papel del Procurador de la época. Los Personeros tendrán sus funciones y sus responsabilidades perfectamente definidas, así como los requisitos para poder ejercer dichas funciones que, básicamente consistían en ser mayores de 17 años y superar una prueba ante un tribunal.

Como ves, desde los orígenes de la procura, la profesión ha evolucionado mucho, el papel del Procurador ha ido ganando importancia con el paso de los años aunque siempre se ha caracterizado por se un trabajo de gran responsabilidad y muy necesario.